Sin categoría

“El 50% de los aviones que circulan por el mundo tienen tecnología española”.

Publicado por Fundación I+E | 7 de septiembre de 2015

 

El gijonés Adolfo Menéndez es el presidente de la Asociación Española de Empresas Tecnológicas de Defensa, Aeronáuticas y Espacio (Tedae) desde enero del pasado año. El también secretario de la Fundación Princesa de Asturias observa como nadie la evolución de un sector clave para el desarrollo económico del país.

¿Por qué es tan importante esta industria?

Porque en la economía global el elemento fundamental de competitividad lo constituye el conocimiento y la propiedad intelectual. Las industrias tecnológicas van muy por delante del resto de las compañías ya que, de no hacerlo, no podrían competir. Son estas empresas las que más invierten en innovación, desarrollo e investigación para poder mantener sus productos perfectamente actualizados. Una característica de la economía en este momento es la rapidez con que se produce la obsolescencia de determinados productos, especialmente en estas empresas. Si no hicieran este gran esfuerzo inversor les resultaría muy difícil mantenerse. Por ello, para una economía como la española o la europea es absolutamente fundamental estar en esa innovación tecnológica para lograr una ventaja competitiva básica.

¿Cómo está situada España en el contexto mundial?

Muy bien. Somos el quinto país en importancia de Europa y en el mundo estamos bien situados. Tenemos una industria con tradición y capacidad que produce plataformas de aviones, motores o materiales para la aeronáutica que compiten en todos los países. España también tiene una industria de satélites muy relevante. Airbus, por ejemplo, tiene una industria en Madrid muy buena.

Sin embargo, el Gobierno rebajó el presupuesto que destinaba a la Agencia Espacial Europea (ESA)

Así fue pero en 2014, trabajando en coordinación con el Gobierno, logramos una respuesta a las necesidades de la industria y hemos recuperado el nivel de inversión que teníamos antes de la crisis. Es fundamental porque, si no aportas a la agencia la cantidad que te corresponde en función de tu PIB, no te permiten participar en sus proyectos.

¿Qué relevancia tendrá España a partir de ahora en Europa?

Esperamos que mucha. Recuperar nuestro ritmo inversor supondrá una aportación de España a la agencia de 1.378 millones de euros hasta 2022. Además, a partir del próximo año ocuparemos la presidencia de ESA durante cuatro ejercicios y esto es muy relevante. Nos dará visibilidad y establecerá un compromiso de inversión que permitirá, sobre todo, estar ahí con los proyectos que puedan surgir e incorporarnos a ellos desde el principio.

¿Es tan importante la tecnología española en este terreno?

Sin duda. El 50% de los aviones que vuelan por el mundo ahora mismo llevan tecnología de fibra española, algo por lo que se apostó hace ya 20 años.

Sin embargo, da la impresión de que Europa está aún muy lejos de la carrera espacial de países como Estados Unidos, China o Rusia.

Creo que no. Es verdad que, por ejemplo, el presupuesto de la ESA para 2015 es de 4.443 millones de euros, frente a los 14.000 millones de euros de la NASA, pero Europa está ahí. La Agencia Europea del Espacio está haciendo muchas cosas en el contexto global. ¿Que podría hacer más? Si se le pregunta al presidente de Tedae diré siempre que sí porque nuestra industria lo necesita ya que es más desarrollo, más empleo y más capacitación técnica. Es una afirmación que tiene que venir más del mercado y de la demanda, aunque nuestros clientes también son los estados.

¿Hay todavía mucha capacidad de crecimiento en este terreno?

Si. Queda mucho camino por recorrer y aún podemos crecer de forma significativa. La estructura del sector indica que podemos tener un buen futuro. Estamos en el primer nivel mundial en este terreno, en la primera división, sin duda alguna.

¿Asturias corre riesgo de perder este tren?

En absoluto. Hay una gran capacidad técnica de ingeniería y cabezas muy buenas para hacer bien las cosas. Asturias está ahí y no tiene por qué tener ningún complejo. Tenemos una base sólida y solo hay que adaptarse y tener una visión global de las cosas para no perdernos en localismos estériles.

¿Qué le piden al Gobierno del Principado?

No me gusta pedir nada a las administraciones. Sencillamente que hagan bien su trabajo. Hay tres cosas que es muy importante que tengan presente: claridad, celeridad y continuidad. Deben dejar claras las condiciones y cuando el mercado va a toda velocidad no podemos estar retrasando las cosas. La continuidad es también clave porque hay que trabajar a largo plazo. Orden y contraorden equivalen al desorden.

¿La investigación aeronáutica tienen otras aplicaciones?

Efectivamente, una de las características principales del sector aeronáutico y espacial es que sus desarrollos tienen miles de aplicaciones de todo tipo.

AirbusA380