Notas de prensa

21 propuestas para una España avanzada y sostenible

Publicado por Fundación I+E | 1 de junio de 2018

INNOVACIÓN

  • Creación de una red de innovación con los principales actores del sistema de Ciencia, Tecnología e I+D, que permita contrastar las actuaciones a desarrollar por parte de la Administración con el resto de los agentes.
  • Mejora del marco de aplicación de los incentivos fiscales a la I+D+i, con mayor transparencia y mejor coordinación entre ministerios, incrementando la sensibilización hacia las empresas y la seguridad jurídica.
  • Creación de Centros de Excelencia público-privados, que ofrezcan respuesta a retos de la sociedad a través de la innovación. Que detecten sectores estratégicos para España y se apoyen en el conocimiento de multinacionales radicadas en España.
  • Favorecer el retorno de la inversión en I+D+i, evitando solapamientos y duplicación en la concesión de ayudas, y estableciendo mecanismos para la transferencia de la investigación al mercado.

 

INDUSTRIA

  • Agenda nacional de desarrollo industrial, que determine qué sectores son prioritarios tanto a nivel nacional como en las diferentes CCAA.
  • Identificación de sectores prioritarios, de manera conjunta con las CCAA. Determinar aquellos sectores que siempre han destacado por su contribución y efecto tractor, los que son clave por su contribución actual y los que lo son por su potencial futuro.
  • Incentivos a la eficiencia energética. Trabajar, de manera conjunta con la Administración Pública, en el establecimiento de medidas orientadas a la sustitución de maquinaria industrial por otra energéticamente más eficiente, así como en el establecimiento de incentivos al consumo energético industrial.
  • Aumentar el tamaño de las empresas, lo que facilitaría a éstas el aprovechamiento de economías de escala, el acceso al crédito, la inversión en I+D, la entrada en mercados internacionales y una mayor capacidad negociadora frente a proveedores y clientes. Mediante procesos de consolidación empresarial, concentración de actividades en sectores y zonas geográficas y adaptación de programas de financiación para actividades industriales.
  • Simplificar los procedimientos burocráticos, al objeto de reducir las elevadas cargas administrativas que lastran a las empresas industriales.
  • Acuerdos de flexibilidad laboral que aporten ventajas competitivas para la industria española.
  • Impulso a programas de financiación a la digitalización de las empresas.
  • Reformular la colaboración entre universidad y empresa, promoviendo una mayor participación del sector empresarial en el proceso educativo, a fin de posibilitar una verdadera formación dual.
  • Impulsar la colaboración público-privada para el apoyo de inversiones productivas en sectores estratégicos, lo que facilitaría la captación de inversión extranjera en España.
  • Reducir los costes logísticos para aumentar la competitividad internacional.

 

EDUCACIÓN

  • Un Pacto de Educación como proyecto de país a largo plazo, que incida en la formación que van a necesitar las próximas generaciones e incida especialmente en el estímulo de las vocaciones tecnológicas, en el fomento de habilidades para la empleabilidad y en el concepto de aprendizaje a lo largo de todo el ciclo profesional.
  • Un sistema de orientación profesional desarrollado conjuntamente con el sector empresarial. Que informe sobre perspectivas laborales, salarios y competencias básicas, al tiempo que adapte programas de prácticas en empresas y contemple la FP.
  • Implementación de un MIR docente, que haga posible seleccionar desde etapas tempranas a los mejores profesores, y establezca mecanismos alternativos al concurso oposición para la contratación, y en definitiva prestigie la profesión.

 

EMPLEO

  • Bonificaciones a la formación de trabajadores. Tratamiento fiscal favorable a aquellas empresas que inviertan en la cualificación de sus trabajadores, así como en estrategias de aprendizaje continuo y permanente.
  • Establecer mecanismos para reconocer la competencia profesional adquirida a través de la experiencia laboral, a fin de mejorar la preparación y la empleabilidad del trabajador.
  • Programas de movilidad internacional por parte de las empresas con presencia en diferentes países, como medio para completar la experiencia profesional y personal de los trabajadores y mejorar su preparación y capacitación en el entorno globalizado. Y a través de la incentivación por parte de las distintas administraciones a estas empresas.
  • Pacto social contra el desempleo a nivel nacional. Que Gobierno, empresarios y sindicatos estén alineados en torno a un mismo objetivo.