La Fundación en los medios

La Fundación I+E reclama mayor impulso público a la I+D y fomentar la inversión privada

Publicado por Fundación I+E | 21 de mayo de 2018

La Fundación I+E reclama el impulso a la innovación y la investigación y para ello pide que haya “decidida iniciativa pública” y liderazgo por parte del sector privado para lograr que España cumpla con los objetivos marcados por la UE, que contemplan que la inversión en I+D+i represente el 2% del PIB en 2020, frente al 1,19% que supone actualmente.

Según lamenta la Fundación, los presupuestos del Estado para este 2018 que actualmente se encuentran en trámite en el Congreso, “no parecen contemplar ni ese impulso público ni las condiciones que favorezcan la inversión de las empresas”.

De hecho, asegura que “España sigue siendo uno de los pocos países europeos que desde 2008 disminuye inversiones y recursos en I+D+i, y en consecuencia, su posición actual no se corresponde con su PIB per cápita”.

Para la entidad, este “desajuste” se hace más patente en lo que se refiere a la inversión privada, que es la que ha demostrado ser más eficiente en términos de generación de resultados y, a la larga, riqueza para los países, según indica.

En España, recuerda que dicha inversión representa en torno al 50% del I+D, cuando en los países avanzados de su entorno supera los dos tercios. Para conseguirlo, la entidad pide, más allá de las partidas presupuestarias que se asignen, facilitar condiciones regulatorias, fiscales y de infraestructuras, así como favorecer la atracción de inversiones, especialmente en los sectores estratégicos que están liderando la innovación.

La Fundación I+E presentó recientemente el informe I.D.E.A.S. (Iniciativas para el Desarrollo de una España Avanzada y Sostenible), llevado a cabo con Deusto Business School, en el que da a conocer sus propuestas en materia de impulso a la innovación.

Entre ellas, se encuentra la creación de una red de innovación con los principales actores del sistema de Ciencia, Tecnología e I+D; la mejora del marco de aplicación de los incentivos fiscales a la I+D+i, con mayor transparencia y mejor coordinación entre ministerios; la creación de Centros de Excelencia público-privados, que ofrezcan respuesta a retos de la sociedad a través de la innovación; y favorecer el retorno de la inversión en I+D+i, evitando solapamientos y duplicación en la concesión de ayudas, y estableciendo mecanismos para la transferencia de la investigación al mercado.

Asimismo, y de forma paralela, la Fundación I+E aboga por implantar medidas para el fortalecimiento de la industria, políticas de Estado en educación que pongan énfasis en la formación que las nuevas generaciones van a necesitar, así como programas e iniciativas en materia de empleo, que combatan el desfase entre oferta y demanda laboral, promoviendo la creación de empleo de calidad.